Un nudo

Image

En las letras, eso lo que tengo yo. ¿Desde hace cuanto no escribo? Uno, dos, a lo mucho tres meses, la verdad no recuerdo. Por eso no estoy tranquila, mi mente todos los días piensa cosas grandiosas para escribir, temas que, si tuviera tiempo de sentarme a desarrollarlos, sé que sacarían muchas sonrisas.

Pero no entiendo porque si en estos momentos estoy escribiendo, ¿por qué no los plasmo en el papel? Es decir, ahora tengo TIEMPO, me encuentro sola en una oficina llena de paredes de vidrios, un café a mi izquierda, una pecera a mi derecha y un desorden ni el hp de hojas en mi cajón. Hay tiempo sí, pero no inspiración, creo que lo que sucede es que se le acabó la gasolina a mi imaginación.

De hecho estoy escribiendo, solo y exclusivamente porque tengo en mis oídos a Carlos Vives. La voz y ritmo de ese samario saca algo especial en mí, tanto, que fue la única música diferente a la instrumental que me acompañó en los siete meses que duré escribiendo mi novela.

Realmente no sé qué me pasa, es más, vuelvo a leer este poco de garabatos que acabo de teclear, y siento que le falta SAL. Esa que siempre me caracteriza, esa que de pronto se me ha ido porque ya no vivo en el mundo de ensueño sino en el real, donde ya no todo es color de rosas y donde mi imaginación no tiene rienda suelta para volar porque ahora toca trabajar.

“Que va, puro cuento, yo sé lo que te falta a ti. Te falta es que uno de los tantos personajes que has creado en la ficción, salga de la página, llegue corriendo por la espalda y te de un beso despertador”… Att: la Anastasia Steele que llevas dentro.

O de pronto, tal vez, lo que estoy es decepcionada. Un poco triste porque esa obra, que tanto luché para terminar, está aún en la olvido. Entonces mi mente negativa dice: “¿Pero para qué seguir desgastándote si al final, tu trabajo va a quedar en un ruple de libros polvorientos que diariamente llega a las editoriales? No mija que hueso, déjame descansar”.

Pero otras veces sale la positiva y me dice: “mija, date por bien servida. Has leído todas las biografías de los escritores y sabes que la cosa no es fácil, es más, recuerda que nada de lo que se consiga fácil, es bueno. Además, recuerda siempre que eres una consentida del cielo, que el barbón canoso que está allá arriba acompañado por su hijo, otro barbón más guapo y joven, te aman con locura, y como es un amor bilateral, solo toca esperar un tiempito más y saldrás victoriosa. Tú naciste para cosas grandes, aunque no peses más de 50 kilos y tengas más pelo que otra cosa”

Gracias mente positiva de Caro Padi, tienes toda la razón. Algún día se me va a desenredar ese nudo y agarrate mundo, porque no habrá cabuya que de abasto. Voy a seguir relajada, como vengo, sin afán, leyendo, sumergiéndome en la mente de otros escritores pero desde otra perspectiva, sabiendo que ya soy uno de ellos y que lo único que nos separa es que aún las editoriales no se han dado cuenta de mi potencial.

Voy a ponerle sal a esto…

–          Estaba una cereza en un columpio… RI, RA, RI, RA y de repente PAM, se pega culo de esmondingada (caída). Sale llorando la cereza adolorida, va donde el papá para que le ponga Sanurol (Ungüento Veterinario antiinflamatoria) y dice:

“AYYY, NO, QUÉ DOLOR. Yo no vuelvo a haCEREZA jajajajajajajajajaja”.

“Otra, otra, otra”, están gritando internamente ustedes, lo sé. Bueno, calmaos, ahí les va otro.

–          ¿Por qué Caperucita Roja no entra a los hoteles?..

Porque le tiene miedo al LOBBY.

 

Ok, chao, esta vaina está jopo (trasero).

Anuncios

3 thoughts on “Un nudo

  1. me encanto. realista y sincera. asi es que son las cosas interesantes. personales y donde el otro se identifica. aveces el lector busca algo con que identificarse y sentir alivio a ilusionarse mucho con la imaginacion.. 🙂

  2. ♡ it. Me mandó el link un amigo por justo este tema creoo.. y cuando fui a ver quién carajos escribe, eres tú la quillera del grado de Eli jajaja .. no sé si estabas en c pea si me recuerdas o no pero cualquier vaina contactame .. beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s