Intento de poema… Amor

Antes de enamorarme, ya yo estaba enamorada del amor.

Soy de esas románticas empedernidas que aman con su imaginación, por eso hoy, en mi novela, puedo escribir las más fantásticas escenas de amor.

De pronto no he amado lo suficiente, porque en vez de dejarme empujar por completo en el columpio del amor, siempre he tenido un pie en el tierra, por miedo, a eso, a eso llamado amor.

A tenerte y perderte después. No se tú, pero yo si tengo miedo. Porque es una de las armas más potentes que existen. Todo el mundo desea tenerla para sentirse protegido y enfrentarse al mundo, pero cuando el arma se devuelve y te dispara, te mueres de desamor.

Con pies de plomo voy pisando hoy. Caminando suavecito, apartandome de los que ven esa arma en mí. De esos que se quieren suicidar, y que no les importa morir en el intento de amarme. Andale, se me dañó el poema porque aquí no me pega la palabra amor.

¡Ups! Sí ,sí voy bien… bien mal será.

Lo que ellos no saben es que ya yo estoy enamorada. Sí, de ti. Me encantas, y no lo descubrí hoy, lo supe desde que te conocí. Es que si supieras la frecuencia con la que te pienso, me demandarías por acoso mental. Pero pensándolo bien, a ti también te da miedo, por eso huyes, me huyes. Pero hagamos un trato, disfrutemos del amor.

¿Qué perdemos? Si fallamos, ahora con tanto transplanté de órgano que hay por ahí, nos podemos conseguir otro corazón barato. Nos vamos a Venezuela, allá el peso está alto. Tú te puedes levantar de una caída, yo también. ¿Y entonces? Yo te digo, no sé, es mi opinión, dejemos de hacerle caso a la puta de la razón, y echémosle ese problema al pinche cabron del corazón…. (Andale y ahora como meto “amor” aquí, piensa, piensa). Pues sí, como te iba diciendo mi amor.

Allá él, que se las arregle como pueda. Lo que quiero que tengas claro es que cuando me enamoro doy toda mi vida al que se enamora de mí. Y como sé que sí aceptaras mi propuesta, desde ya te advierto que no dejaré de ser coqueta, simplemente no ejerceré la coquetería. Ya no tengo nada más que decirte. Ah sí, lo olvidaba. Todos mis intentos de poemas los escribí pensando en ti. Nunca lo había hecho por nadie. ¡Ay! lo que hace este tipo, lo que hace este tipo llamado: amor.

Bueno ya, ven rápido y bésame, bésame como solo tú lo sabes hacer. Que yo te respondo como solo yo, lo puedo hacer.

¡Amor, mi amor, deja de llorar. Abre los ojos, abre los ojos que me estas tapando la vista al mar!

¡Carajo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s