¡Gracias!

Hace exactamente un año, cuando comencé mi blog, lo único que tenía claro es que podía escribir. Fue gracias a los excelentes comentarios de ustedes, mis lectores, que me hicieron caer en cuenta de que, sabía escribir.

-Tienes una particular visión sobre la vida y el don de la cotidianidad, esto es, el don de hacer extraordinario lo cotidiano./ Blogadictas

– Tienes el don del narrador especial…y es muy agradable leerte. Te seguiré, no importa el camino que me toque seguir hasta perderme/ Raul.

– Te felicito por tu blog. Me ha gustado mucho la forma tan fresca, fluida y clara con la que expresas tus opiniones, además con una gracia sutil. Seguiré mirándolo, seguro tendrás un gran futuro como escritora/ Leydi

-Cuando uno lee este tipo de cosas, es que se da cuenta que vale la pena vivir! Internet sin este tipo de blogs, es como sexo sin sudor, es como un baño sin papel, herida sin sangre, beso sin saliba, blackberry sin plan de datos, nokia 1100 sin linternita, etc etc. Simplemente no tiene sentido. Muchas gracias a la LunatiCaro por abrir este espacio tan productivo. Espero que sea pronto la próxima publicación/ Augusto.

– Jajajjajajaaaajajaaja me reí demasiadoooo!!! Esto era lo que faltaba. Me parece excelente esta idea, me matriculo de una en tus blogs, y que estoy segura cada uno nos sorprenderá más que el otro. Congrats/ Nana.

-Me gusta mucho tu manera de expresar las cosas, sean del tema que sean. Felicidades. Me quedo. Saludos/ Insome

-Sigue escribiendo que tu blog le da vida y le roba risas a muchas personas…Una Cachaca que se divierte con tus historias. Besos desde la fria Bogota/ Mónica

-Me encanta! me enamore perdidamente de esta loca profeta de la nueva era, la cual vive encaramada en la cima de la pirámide del tumulto de aquellos que se creen muy inteligentes.Me seguiré dejando “poseyieeer” de tu splash filosófico!/ Monáculo

-‘Termópilas’, creo que es la forma más bonita y poética que he leído para nombrar a las tetas. ¡Me ha encantado! Te leo y prometo no acosarte. O por lo menos no mucho.
Abrazo enorme./ Dramaniela.

– Extraordinario relato, me enganchó desde el comienzo y me mantuvo conectado hasta el final, me hizo reír bastante y viajar por distintos lugares. No sabía que escribías tan bien, bueno es poco lo que conozco de ti, solo nos vimos una vez y en un lugar que no se prestaba mucho para conversar. No dejes de escribir para poder seguir leyéndote. Abrazos./ Vlado

“Cuan en vano es sentarse a escribir cuando aún no te has levantado para vivir” Henry David Thoureau .

Lo que cita este escritor, es muy cierto. Creo que soy un vivo ejemplo de eso. A la pregunta que te hacen de pequeña: ¿Qué quieres ser cuando seas grande? por mi mente nunca pasó la palabra “escritora” como respuesta. La única referencia de hojas escritas por mí, eran las que pedía para escribir el “paco” en un examen de sociales. Por eso pienso que el escritor a diferencia del cantante no nace, el escritor se hace. Yo me hice a lo largo de mis 25 años, y solo hace 1, me di cuenta que lo era. Empecé a escribir de mis vivencias o de cosas que me contaban, y todos esos cuentos cortos fueron mi escuela. Con ellos fui perfeccionando mi escritura, y me di cuenta de que mis artículos eran largos, no comunes en blogs, pues lo común son artículos cortos, ya que la internet busca la inmediatez. Pero yo quería escribir más, era inevitable, las palabras me salían como avalancha. Y todo eso me sirvió para que deseara más. Para que deseara escribir un libro.

Pero decirlo es fácil, lo difícil es ponerte a escribirlo. No sabía de qué escribir, miraba la hoja en blanco y me aterraba. Empecé a leer: “manuales de cómo escribir un libro”…y fue un fiasco. Porque el único maestro que te enseña a: escribir, bailar, nadar, besar y lo otro terminado en ar… se llama: práctica. En el manual me pedían que hiciera esquemas y una cantidad de cosas qué ni idea. Un día me cansé y tiré todo a la basura. Pensé que así supiera escribir de mis vivencias, no tenía la imaginación necesaria para inventar una historia de ficción. Así que mientras caminaba terminé llegando a un lugar que desde hace muchísimos, pero muchísimos años no iba por convicción propia. La iglesia. Y eso que está a una cuadra de mi casa.

Ese gigantesco recinto estaba solo, “gracias a Dios”, pues mi intención no era escuchar la misa, ni que me leyeran la biblia. Mi única intención era hablar de mis sueños y expectativas con alguien, quería hablar con el “man”. Le conté que tenía crisis existencial, que estaba presionada por el mundo proletariado, y mi familia, pues me habían ofrecido muchos empleos y yo por estar de obstinada con la idea de escribir, no los aceptaba. Que quería escribir algo espectacular, una novela, pero que no sabía ni cómo comenzar. El man no me dijo nada, me dejó llorar sola. Menos mal, porque donde yo hubiera escuchado alguna voz celestial que dijera: “Carooo”, hubiera salido disparada, ganándole en rapidez a Usain Bolt. Comprobé que es mentira que Dios te habla, él lo que hace es que te muestra el camino. Y sí, me lo mostró. Y no solo él, también tengo que darle crédito a la virgen. Yo siempre me burlaba del programa “la rosa de Guadalupe”, me parecía tan inverosímil. Pero me llevé una sorpresa cuando antes de salir, vi la imagen de una virgen, Guadalupe o no, quedé admirada de lo perfecta que estaba tallada, la toqué, la saludé, y al mirar sus manos, vi una rosa blanca. La agarré un poco risueña, sabía que obviamente no había aparecido por arte de magia, como sale en la novela. Seguramente alguien la había puesto ahí. Me la llevé, y cuando llegué a mi casa, la guardé. Me sentí renovada, cómo llena de paz. Ya relajada agarré mi computador, me puse los audífonos y mi imaginación empezó a volar. Los personajes del libro empezaron a salir y todo fue encajando. Comencé a escribir sin tener todavía la problemática de la historia, sólo el inicio, sin hacerle caso al “manual” de tener un NUDO y un DESENLACE previo. Eso me fue saliendo poco a poco, los mismos personajes van buscando su camino en la historia.

Desde hace 3 meses la estoy escribiendo. Hoy estoy sorprendida de lo que he escrito, me parece mentira, cada vez que escribo un párrafo, gritó de la emoción por leer tanta maravilla, aplaudo y salgo corriendo a donde mi abuela y le digo:

-“voy a ser famosa, y cuando lo sea, te voy a compra un Bingo flotante, para que pasees con todas tus amigas por el mundo”.
– Juera, te vas a volver loca. Mira cómo quedó Gabo”.

Llevo unas 150 páginas de mi novela y creo pueden llegar a las 300 o más, ya el número no me preocupa. Está escrita en una mezcla de primera y tercera persona. Y ya estoy desesperada, la quiero terminar rápido, pero no se, cada vez que empiezo a escribir, siento que todavía me faltan muchas, pero muchas páginas de esta comedia romántica que se burla de los culebrones a los que estamos acostumbrados. Pero que le hace un homenaje a la tierra donde me crié, a la costa atlántica colombiana. Es novela con mi sello cómico, con mi romanticismo y con un cúmulo de sensaciones que la harán muy interesante. Mi primera hija se llama: LA FORTUNA, y quiero compartir con ustedes, que me acompañaron y rieron en estos 365 días con mis historias, el primer capítulo de ella. Aquí les dejo el link que los llevará a la pagina.

Hagan click aquí https://lunaticaro.wordpress.com/la-fortuna/

Pd: Estoy por cumplir el dicho del poeta cubano, José Martí.

Dice que un hombre, para ser completo, ha de:

Plantar un árbol. ✔

Escribir un libro. ✔

Tener un hijo. ✘

Me falta el último, ¿quien se apunta? jajaja mentira.

Todo eso es fácil, porque lo realmente difícil es criar un hijo, regar el árbol y alguien que te lea el libro. Si no me leen, me verán por allá por el caño de la ahuyama, como me dice mi hermano. Con un sombrero para taparme del inclemente sol, sucia y espelucá, sudada, con la legua afuera por empujar la carretilla donde venderé mis libros, y Toñi, mi perra, detrás de mí, peluda, y con una camada de perros chandosos persiguiéndola. Entonces, él pasará en su camioneta último modelo, y me dirá:

– Hombre hermanita, y qué, ¿ya almorzaste hoy?

– Nada mi hermano, estoy hasta sin desayuno, no he vendido ni un solo libro hoy. Tírame diez mil pesos para almorzar, de bacán”.

– Nojoda, ¿diez mil? Te ofrezco la mano y me coges el brazo. Coge, aquí tienes dos mil, para el arroz de lisa y el guarapo.

Jajajajaajajajaja. Te tocaré el hombro, pelaito. Y te digo que sí ahora me das la espalda, quédate así, no te voltees, y así en el futuro estés en buena posición para patearte el culo.

Anuncios

2 thoughts on “¡Gracias!

  1. me gusta demasiado , en ocasiones logras transportarme a tus vivencia las cuales en verdad son agradbles .Dejas en mi un dulce y agradable sentimiento
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s