Sobrevivió al Baygon

Image

(Este artículo lo han leído miles de personas, es el más leído del blog , da a entender entonces que la piojera es grave a nivel mundial. Así que si les gustó ,  pues les quiero contar que escribí una novela ,  no hay piojos, pero sí, mucha acción, amor, y erotismo. Aquí les dejo el link: La fuente de la fortuna – http://wp.me/p2kaBZ-16d )
Si mi pelo sobrevivió a eso, les aseguro que es inmune a cualquier cosa. Mi cabellera ha tenido varios atentados criminales, pero milagrosamente se ha salvado. Sus verdugos han sido: el Baygon, el “mal de ojo” y la “la mala mano”. A continuación contaré mis anécdotas capilares.

El Baygon es un insecticida utilizado para el exterminio y control de plagas domésticas, es muy eficaz para los grillos, cucarachas, hormigas, arañas, mosquitos y otros. La empleada le dijo a mi mamá que entre esos “otros”, también estaban incluidos los piojos, que eso era un remedio eficaz. Que con un algodón le echaba a sus hijos (de pelo cucú) un menjurje que preparaba con: Baygon y vinagre. Mi mamá cansada de ver que todos sus esfuerzos con shampoos medicados eran infructuosos, pues mis piojos eran la reencarnación de Hightlander El Inmortal, me aplicó aquel menjurje. El resultado de eso fue que mi cuero cabelludo se empezó a enrojecer porque fui alérgica al “delicado” producto.

– Ana Milena tú eres loca, cómo se te ocurre ponerle eso a la niña, buscando una mala hora.
– Anda papi sí, fue un error, casi me privo cuando mi bebé se puso roja. ¡Ay! es que estoy desesperada con la piojera de esa niña. Imagínate que hasta a mí se me han pegado los piojos por estar sacándoselos. Me empezó a rascar la cabeza pero yo pensé que era caspa, cuando me miro al espejo estaba llena de liendras. ¡Ay no! Que desesperación.

Efectivamente el Baygon me funcionó, porque después de ese día dure un mes sin piojos, aunque mi cabello se puso reseco y esponjado como un Bom Bril. Pero mi madre no ha sido la única que ha confiado en la utilización del Baygon como alternativa para eliminar los piojos. La artista más importante de Colombia también era piojosa. A Shakira Mebarak en una entrevista que le hicieron para Televisa en el 2009 le preguntaron:

-¿Te dieron piojos de chiquita?
– Sí, ¿a quién no? Pero mi mamá me echaba Baygon y con eso santo remedio.

Viste mami, mira que hasta la mamá de Shakira lo hizo, ósea no te sientas mal, fuiste buena madre, pegona, pero al fin de cuentas buena madre.

Cundida, cundida de piojos pasaba yo. “Es que tú tienes la sangre dulce pal piojo” me decían. Ósea, que si tomáramos esa frase literalmente, se podría decir que soy diabética. Digamos que mi cabeza era una casa hecha de chocolate blanco y los piojos eran Hansel y Gretel . A mí me aplicaban los shampoos mata piojos y sí, ellos se me quitaban por un día, pero iba al colegio y volvía y se me pegaban. Me acuerdo que mis piojos eran unos vampiritos pálidos y pelirrojos como Edward Cullen. Por eso mi mamá sabía cuando en mi cabeza había un intruso, ella cuando me encontraba un piojo negro empezaba a gritar:
-Anda Carolina éste piojo no es tuyo, te lo pegaron, que asco, ven para acá que te voy a esculcar.

Juro que hubiera preferido que me raparan y que me dejaran calva, a que me “esculcaran”. Ese era el pasatiempo de mi mamá y de mi abuela, creo que la cara de felicidad que ponían al encontrarme un piojo podría ser similar a la que pondrían si se encontraran un diamante rosado en un río de África.

-¿Por qué odiabas tanto que te esculcaran?

– Porque mi cabello medía 10 metros y para sacarme una liendra era un martirio. Mi mamá la agarraba desde la raíz y mientras la diminuta liendra llegaba hasta la punta del pelo pasaban minutos. Eso era un suplicio, me mantenía horas sometida con mi larga caballera suelta, una peinilla fina y un pañuelo blanco para matar tales criaturas., ese era su hobby. Pensándolo bien hoy en día las podría demandar por tortura infantil.

Mi cabellera durante muchos años también ha tenido un escudo protector contra el “mal de ojo”. El mal de ojo es la creencia popular de que si la gente te mira mucho el pelo, te lo daña. Me cuenta mi mamá que cuando yo tenía seis años mi cabello era tan bonito, que un día íbamos caminando por la playa y un carro paró intempestivamente, de él se bajó una mujer y se acercó a nosotras. Se agachó y empezó a decir repetitivamente:

– ¡Oh Dios mío, qué hermoso cabello! Bis…

Y se lo quedaba mirando como una Zombie mientras mi mamá aceleraba el paso asustada respondiéndole un

– ¡Gracias!

Muchísimos años después, cuando yo estaba en la universidad me pasó algo similar. Iba caminando y empecé a escuchar unos gritos a lo lejos: “Nena, nena” (eww nena). Al voltear veo que una señora se me va acercando y mientras me miraba detenidamente el cabello me decía:

– Ay nena que cabello hermoso, dime por favor ¿qué shampoo usas? ¿Dónde te lo cortas?, y ¿ese color es natural o pintado?

Vieja loca susurre para mis adentros, y mientras me apartaba de aquella extraña mujer grité:

– Uso Sedal y pues no tengo peluquero fijo, ah y sí, es natural.

Para mí el cuento de “La mala mano” tiene que ver con la luna. Mi papá es Ingeniero Agrónomo y desde pequeña me dio una explicación muy convincente sobre el poder que tiene ese satélite en nuestro mundo. “Chica, a pesar de los escépticos, estudios científicos han demostrado la gran influencia que tiene la luna sobre los humanos y la naturaleza, por eso todos mis cultivos están regidos por el calendario lunar”, me decía.
Entonces yo soy de las que pienso que si bien este satélite influye en las mareas, árboles, locos, animales, etc. Puede tener lógica que cómo dice la gente también influya en el cabello.

1) Luna Nueva: nunca se siembra ni se recoge nada, se le llama la “luna negra”. Adaptándolo al cabello no te lo puedes cortar porque se atrofia y no crece, ósea que sería la fase ideal para depilarte.
2) Cuarto Creciente: esta fase dura 13 días, es el tiempo perfecto para podar, trasplantar, y abonar. Así que esta fase es la ideal y más recomendada para que te cortes el pelo, ya que te crecerá más rápido y abundante.
3) Luna Llena: sale el hombre lobo, así que prepárate para que te coma. Já já mentira, esta fase es ideal para hacerte tratamientos porque te da volumen y brillo.
4) Cuarto Menguante: dura 13 días, aquí se puede podar o sembrar pero el crecimiento será más lento. Esta fase serviría para cortar los cabellos abundantes, y también para depilarte ya que tu vello crecerá paulatinamente.

Yo nunca me he tinturado el cabello, me hago el blower sólo en fechas especiales, y siempre he usado la misma marca de shampoo. También siempre había ido al mismo peluquero mariquita y nunca me cortaba el cabello sin antes guiarme por el almanaque lunar. Pero una vez se me olvidó y fui cualquier día a cortarme el cabello o pelo, cómo sea, se puede decir de las dos formas. De repente una semana después mi cabello estaba horrible, me parecía al Tío Cosa, nunca se me había puesto así. En efecto me lo había cortado en Luna Nueva. Un mal peluquero lo máximo que le podría hacer a es trasquilarte o que el corte no llene tus expectativas. Pero que a tu cabello le salga frizz y que pierda el brillo definitivamente para mí tiene que ver con la época lunar en que te lo cortes.

El corte del honguito, creo que fue lo más bajo que he llegado a caer. Un día mi hermana y yo estábamos peleando, y cómo ella me había ganado, yo quede ardida. Por tal motivo fragüe mi venganza; mientras dormía le levante la sábana y le tiré 10 sapos que había encontrado en el patio. El castigo equivalente a eso fue un mes sin montar caballo, que era lo que más me dolía. Castigo que no me importaría volver a sufrir, porque fui feliz con sólo verle la cara de susto y conmoción que puso mi linda hermanita. Pero Vero tampoco fue boba y buscó la forma de sacarse la espinita. Mientras yo dormía me echó Gota Mágica (potente pegante) en el pelo. Cuando me levanté al día siguiente mi cabello era un mazacote. Pero mi orgullo no me dejó llorar, pues no quería demostrarle que su hazaña le había ganado a la de mis sapos. Yo misma agarré unas tijeras y me trasquilé. Hoy al recordar la cara que puso mi mamá al ver mi nuevo look, me ha hecho llorar de la risa.

Otra trasquilada me la hizo una amiga en el colegio, me pidió que le regalara un poquito de mi cabello para llevárselo al peluquero de su mamá y que se lo pintara del mismo color. A los tres días la niña vino con su cabello pintado, lo comparamos pero creo que su peluquero se pasó de rojo.

Yo voy a tener que mostrarle este artículo a Sedal, para que me lo patrocine. Pero solamente aceptaría que me pagaran con la creación de un nuevo producto capilar; un shampoo “Anticanas”. Dios mío yo tan joven y tengo canas, poquitas pero tengo. Y no me las puedo arrancar por que en mis oídos retumba el dicho: “Si te quitas una cana te salen más”. Cada vez que me veo al espejo envidio a los indígenas. Y cada vez que le veo la cabeza blanca a mi papa, se me sale una lágrima con solo con pensar que me va a pasar lo mismo, y que pronto mi bello color rojo-amonado se desteñirá. Tengo un consuelo, ya mi cabello ha salido victorioso en anteriores batallas, como aquella que enfrentó con el Baygon; por eso estoy tranquila porque estoy segura que mi cabello también vencerá a su último verdugo: ”Tío Nacho-Henna Egipcia”

Anuncios

2 thoughts on “Sobrevivió al Baygon

  1. Una casualidad total entrar aquí, bueno no tan casual, estaba buscando si es efectivo el baygon en caso de piojos (no para mi, si no mi sobrina) y me ha encantado tu narrativa. Exitos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s